“Viajando con Arawak desde el sofá”: Huesca.- Tercer día.

Hoy nos dirigimos hacia el otro lado de este fantástico Parque Nacional, hacia Monte Perdido, el pico más alto que, junto con el Pico Añisclo y el Pico Cilindro , conforman lo que en aragonés llaman “As Tres Serols”, el macizo calcáreo más alto de Europa con 3.355 metros de altitud y que solo puede verse desde territorio español (de ahí su nombre), no desde tierras francesas.

Nos dirigimos hacia el Parador de Bielsa, de estilo aragonés, que se encuentra enclavado en medio del Valle de Pineta. Tras aparcar, cruzando al otro lado del río Cinca nos adentramos en pleno valle, entre avellanos, hayas y abedules que nos dan la bienvenida antes de coger la pista que nos llevará al pie del Circo Glaciar de Pineta, donde nos dan la bienvenida preciosas y cantarinas cascadas que varían en número y caudal según la época del año.

Valle de Pineta

Según nos vamos adentrando en el camino, a veces con preciosas vistas del valle que vamos dejando atrás y otras veces entre hayas que crecen a ambos lados del camino, vamos disfrutando del paisaje y de la fauna local, encontrándonos con pájaros cantores y vacas pirenaicas. Poco a poco vamos escuchando las primeras cascadas importantes, las Cascadas del Cinca o Churros de Marmorés, bajando del Glaciar de Marboré, a 1.420m por encima de nosotros. Cruzando el puente sobre el Cinca, seguimos nuestro camino hasta llegar a las siguientes cascadas, más impresionantes si cabe que las anteriores; las Cascadas de La Larri, fin de nuestro recorrido a pie de hoy, aunque, si nos quedara algo de tiempo, podríamos seguir hacia los Llanos, desde donde se pueden contemplar unas vistas preciosas del Circo. Y ya regresamos por el mismo camino por el que hemos venido, aunque yendo bien equipados porque tiene un nivel de dificultad superior, también podríamos acceder a un sendero cercano muy bonito que nos lleva directos al Parador.

Cascadas de La Larri

Llegamos al parador y volvemos a subirnos el autocar para dirigirnos muy cerquita, a Bielsa, donde lo primero que hay que hacer es degustar los productos locales, muy ricos y sabrosos, sobre todo si gusta la Trucha del Cinca cocinada con jamón aragonés, ¡una delicia! Después de un tiempo para la comida y una pequeña sobremesa, nos damos un paseo por el pueblo donde todavía es posible oír hablar en “belsetán”, una de las variantes dialectales del idioma aragonés, y donde se celebra uno de los carnavales más antiguos de España. Bielsa se encuentra en la confluencia de los ríos Cinca y Barrosa y sus respectivos valles, bajo la Peña de Pennareto. El casco urbano es relativamente nuevo ya que durante la Guerra Civil el pueblo quedó totalmente destruido. Conserva el fantástico edificio del Ayuntamiento, un bello ejemplo renacentista del siglo XVI al igi¡ual que la Iglesia de la Asunción. En su interior destaca el Museo de Bielsa y su colección de fotografías antiguas.

Bielsa

Para terminar el día, nos vamos hacia Boltaña, la capital de la comarca del Sobrarbe ubicada en la parte final del valle del río Ara, y coronado por el Castillo de Boltaña, de posible origen musulmán. En su pintoresco conjunto urbano destaca la Plaza mayor, recientemente rehabilitada y podemos encontrar restos de un puente medieval reconstruido, el puente sobre el Río Ara, que conserva un arco medieval. También, a las afueras de la localidad se encuentra el Puente de Moscarales, sobre el barranco Ferrera, de estilo románico. Y no podemos dejar de ver la Colegiata de San Pedro, una de las iglesias más grandes del Pirineo aragonés que fue construida en el siglo XVI, y el Monasterio del Carmen, rehabilitado como hotel balneario.

Boltaña

Terminada nuestra jornada de hoy, regresamos a Aínsa para recuperar fuerzas para mañana… ¡Hasta mañana!

Una respuesta a ““Viajando con Arawak desde el sofá”: Huesca.- Tercer día.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *