“Viajando con Arawak desde el sofá”: Asturias.- Segundo día.

¡Día 2 en tierras asturianas! Hoy nos vamos a conocer más joyas del prerrománico y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el Monte del Naranco. En su falda se encuentran dos importantes monumentos prerrománicos: Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo.

Comenzamos con la preciosa Santa María del Naranco, que no fue proyectada como iglesia, sino como el Aula Regia del conjunto palacial que el rey Ramiro I mandó construir en las afueras de la capital del reino de Asturias, y que se terminó en el año 842. Fue transformada en iglesia en el siglo XII y tiene una planta rectangular de 21 metros de largo por 6 de ancho, dividida en dos pisos, con una altura total de unos 9 m. La planta baja es similar a la capilla inferior de la Cámara Santa de la catedral de Oviedo, posiblemente una cámara regia. La planta superior fue planta noble, presentando una distribución similar a la de la planta baja, con varios miradores abiertos y la ventana trilobulada que dio origen al logo de Asturias. El resultado es un edificio elevado, esbelto y elegante, simétrico por los contrafuertes y con la gracia de sus arcos de medio punto. Destacan los treinta y dos medallones ubicados en las enjutas de sus arcos tanto en el interior como el exterior.

Santa María del Naranco

A tan sólo 100 metros monte arriba llegamos a San Miguel de Lillo, dedicada a San Miguel Arcángel, y construida por el rey Ramiro I, de la que sólo se conserva una tercera parte de su longitud, porque durante el siglo XIII o principios del XIV pasó a convertirse en ruinas posiblemente a causa de las malas condiciones del suelo. Se conserva únicamente el vestíbulo, donde se encuentra la tribuna real, flanqueada a ambos lados por dos pequeñas estancias;  y una parte de sus tres naves. Las ventanas presentan bellas celosías talladas en piedra. Destaca por la decoración escultórica en relieve; especialmente la de las jambas de la puerta de entrada, con escenas circenses. Quedan restos de la decoración pictórica mural en la que se pueden distinguir dos motivaciones: una, que imita a la de la época de Alfonso II visible en San Julián de los Prados, y otras totalmente novedosas con la figura humana como tema principal. Estas pinturas son visibles en el muro sur de la nave sur y en el muro este de la misma nave.

San Miguel de Lillo

Y para redondear la mañana, hecemos una visita al Centro de Interpretación del Románico, situado muy cerca de Santa María, y donde aprenderemos sobre las distintas etapas del arte prerrománico asturiano, conoceremos los quince monumentos que forman esta arquitectura a través de un audiovisual, cedido por el Museo Arqueológico de Asturias, y veremos maquetas de Santuyano de Oviedo, San Salvador de Valdediós y Santa María del Naranco.

Centro de interpretación del románico

Como disponemos de tiempo, terminaremos la mañana en Santa María de Bendones, otra joya del prerrománico de la primera mitad del siglo IX y Monumento Nacional. A diferencia de las demás, el interior tiene una cubierta de madera, excepto la de la capilla de la nave central que queda cubierta con una bóveda.

Para comer nos acercamos a Avilés donde podremos degustar fritos de pixín (rape), la célebre longaniza de Avilés, un pote asturiano de verdinas o un pescado del Cantábrico al horno. Con el estómago lleno, realizaremos una completa visita de esta ciudad con su puerto comercial, pesquero y deportivo y su Casco Histórico, declarado Conjunto Histórico Artístico, considerada la villa medieval de Asturias. Vamos a recorrer tranquilas calles llenas de soportales, plazas, iglesias y palacios, entre estilos arquitectónicos románico, gótico, barroco y modernista. Sin perdernos el Centro Niemeyer, centro cultural y única obra en España del afamado arquitecto brasileño, un espacio exclusivo entre la Ría y el Casco Histórico de la ciudad considerado un icono Asturias y especialmente de la ciudad de Oviedo. También veremos la imponente iglesia de Santo Tomás de Canterbury, el Mercado de Abastos, la Plaza de Camposagrado, la Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias, con su fachada de estilo barroco; la Iglesia de San Antonio de Padua, la Plaza de España, también conocida como “El Parche”, centro neurálgico de Avilés; el gran Hórreo Carbayedo y el increíble puente que  da acceso a un mirador en voladizo sobre el mar. ¡¡Precioso recorrido por una preciosa ciudad!!

Avilés

Mañana veremos un poco más de románico y un poquito de naturaleza, ¿os apetece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *