“Viajando con Arawak desde el sofá”: Granada y Córdoba- Primer día

Esta semana dejamos el norte para irnos al punto opuesto de la península, nos vamos a Andalucía, y en concreto a ¡¡Granada!!, que precisamente en estas fechas, otros años, celebra una de las fiestas más bonitas y coloridas: La Fiesta de las Cruces. Se celebra el 3 de mayo y es algo que hay que vivir. Si ya la conoces, este viaje quizá te recuerde bonitos momentos vividos y por vivir de nuevo.

Comenzamos nuestro viaje como siempre hemos hecho dirigiéndonos en autocar hacia Guadix (esto casi será algo que pase a la historia, porque con el AVE a Granada el recorrido será mucho más cómodo). La “muy noble y leal ciudad de Guadix”, es el perfecto mirador de Sierra Nevada, con unas vistas espectaculares. Tras aparcar justo debajo de su imponente catedral comenzamos nuestro recorrido.

Guadix

Primero cogeremos un trenecito para subir al barrio alto y descubrir el sorprendente Barrio Troglodita, compuesto por un centenar de viviendas excavadas en la colina. Es considerada como la “Capital Europea de las Cuevas” por sus aproximadamente 2000 viviendas subterráneas, la mayoría de ellas habitadas. Tienen una temperatura constante entre 18º C – 20ºC y aportan mucha tranquilidad y silencio debido a su aislante natural, la arcilla. Se remontan a la época tras la toma de Granada por los Reyes Católicos, en 1492. Una visita sorprendente que nos tranporta al pasado cuando las visitamos. Para conocerlas bien, podemos ir al Centro de Interpretación de las Cuevas de Guadix, que nos permite entrar en una de ellas y viajar con nuestra imaginación al pasado. Eso sí, ya con todas las comodidades de la vida moderna. Y si te quedas con ganas de más, algunas de ellas se han convertido en alojamientos rurales. Y desde el Mirador Padre Poveda, tendremos unas vistas preciosas de los alrededores.

Casas cueva

Volvemos a la parte baja para degustar la gastronomía típica del lugar, donde principalmente el cerdo y sus derivados son las estrellas, así que no debemos dejar de probar el lomo de orza, hecho en vasija de barro tradicional, o el conejo al ajillo, sin olvidarnos el “rin-ran”, una ensalada típica de la zona con pimiento seco, bacalao y orejones de tomate…

Seguimos conociendo su casco histórico con la Catedral, construida sobre la anterior Mezquita Mayor, tardó en realizarse dos siglos, del XVI al XVIII, lo que ha hecho que en su interior haya una mezcla curiosa  de estilos góticos, renacentistas y barrocos. Dedicada a la Encarnación de la Virgen, es una cosntrucción de tres naves con girola y una magnífica sillería de coro. Importante es su Museo Catedralicio, dedicado al Arte Sacro, con restos de la mezquita y reliquias importantes como el brazo de San Torcuato, o la Biblia de San Jerónimo del siglo XVI.

Catedral de Guadix

Continuaremos con la Alcazaba árabe, construcción o recinto fortificado cuya función era defender la ciudad de Guadix. Construida en el siglo XI en tapial, le da a la alcazaba un aspecto rojizo  muy característico de este material. La torre del homenaje es de planta cuadrada, y tiene dos partes, la superior de dimensiones más reducidas que la inferior, y ambas coronadas por almenas rectangulares. Actualmente es Monumento Artístico Nacional, habiendo sido restaurada tras su parcial destrucción en el siglo XVI.

Alcazaba de Guadix

Y seguimos contemplando los múltiples edificios importantes que tiene la ciudad, como el Palacio Villalegre, un palacio solariego con un bello patio interior del S. XVI que perteneció a la familia Hernández de Córdoba, y que ha sido vivienda, cuartel de la Guardia Civil, corrala de vecinos, escenario de conciertos y otros muchos eventos. O la Plaza de las Palomas o de la Constitución, construida entre los S. XVI y XVII, uno de esos puntos de encuentro de los accitanos, que es como se llama a la población de Guadix, con diseño de plaza castellana, rodeada de arcos porticados. En la zona norte de la Plaza, la más antigua, se han encontrado restos de una muralla medieval, de viviendas romanas, y hornos alfareros de época íbera.

Descubierto en 2008 de forma fortuita, el Teatro Romano, una de las más interesantes y «nuevas» atracciones turísticas que ver en Guadix. Del año 25, construido bajo el mandato de Tiberio, este espectacular teatro, se utilizó hasta el año 300. Con 6.000 metros cuadrados y dos partes, la scaneae y orchestra en la parte superior y los jardines o porticus en la inferior, el teatro fue expoliado, aunque, al quedar cubierto de lodo por una inundación, se salvó gran parte del mismo.

Teatro romano

Seguimos nuestro recorrido dirigiéndonos hacia nuestro alojamiento en la preciosa ciudad de Granada, que conoceremos estos próximos días de una forma muy completa… ¡Nos vamos a descansar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *