Viaje al México colonial y la fiesta del Día de los Muertos

México es un país que cautiva, lleno de magia, de historia ¡y de tradiciones! Te invitamos a un viaje lleno de color, de símbolos, de cultura, de mística, a través de este país y una de sus tradiciones más profundas, la fiesta del Día de los Muertos. Si has visto la película “Coco”, sabrás de lo que estamos hablando, ¡y no querrás perdértelo!

¿Y qué mejor momento para vivir en primera persona esta tradición, que el 31 de octubre? Te invitamos a un viaje experiencial por el México más auténtico. Un recorrido que nos llevará por diversas ciudades mexicanas, por enclaves excepcionales y que comenzaremos a descubrir, precisamente, a través de su fiesta más representativa.

La Fiesta del Día de los Muertos, una de las más coloridas y tradicionales de México.

Una fiesta de origen precolombino, llena de color y de sentimiento, que se basa en la creencia de que los fallecidos regresan cada Día de los Muertos gracias al recuerdo de sus seres queridos. Por ello, cada año por estas fechas se crean altares y ofrendas, con sus bebidas y comidas favoritas, con dulces e incluso juguetes, en el caso de los infantes. Las velas iluminan los altares, las calles y los cementerios, para facilitar e iluminar su camino de regreso a casa.

En todo caso, no se preocupen, nosotros no vamos a viajar literalmente a la tierra de los muertos como en la película. Pero sí tendremos ocasión de vivirla en plenitud, de sumergirnos en el espíritu de la celebración y de impregnarnos del impresionante ambiente que esos días inunda a todo México, y especialmente a algunas zonas en las que la fiesta se vive con más intensidad.

Conociendo las celebraciones y el colorido del Día de los Muertos

Nuestro recorrido del Día de los Muertos arrancará precisamente el día grande de la celebración, el 1 de noviembre, en la ciudad de México D.F. Concretamente, en el barrio de Coyoacán, considerado el punto álgido de la actividad cultural de la ciudad, desde donde nos dirigiremos luego a Xochimilco, un antiguo poblado mexica, en pleno apogeo de color y ambiente durante esta celebración.

Otro punto de gran interés para visitar aquí será el Museo Anahuacallj de Diego Rivera, el fantástico pintor mexicano que supo combinar como nadie el arte moderno y la estética precolombina. Este es, de hecho, un momento de excepción para visitarlo puesto que, con motivo del Día de los Muertos, se decora con altares conmemorativos.

El segundo día de nuestro viaje al México colonial continuará muy ligado a la celebración del Día de los Muertos. Lo iniciaremos, de hecho, con un recorrido por los altares de los muertos en distintos puntos de la capital mexicana: el centro histórico, el Zócalo, la Catedral metropolitana y algunos barrios de la zona meridional, antiguos pueblos en los que esta colorida tradición está especialmente arraigada.

Altares y ofrendas, iluminados con velas para ayudar a los muertos en su regreso a casa.

Un recorrido por otras ciudades del México colonial

El México colonial y sus tradiciones impregnan, sin embargo, mucho más que las calles de la capital. Por eso, en este viaje recorreremos otras muchas ciudades mexicanas en las que podremos conocer a la perfección el México colonial, su arquitectura, su historia, sus tradiciones…

En este sentido, nuestra primera parada será Querétaro, una ciudad fundada en el año 1511 y cuyas magníficas joyas de la época virreinal le valieron el reconocimiento de ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Desde allí, viajaremos a otra preciosa y enigmática ciudad mexicana: San Miguel de Allende. Si bien tuvo su mayor auge en el siglo XVIII, sigue siendo una de las poblaciones más vistosas de todo el país.

Y, si San Miguel de Allende es toda una joya de la arquitectura mexicana, ¿qué decir de Guanajuato? ¿Recordáis esos impresionantes edificios en vertical que podemos ver en la tierra de los muertos de la película “Coco”? Muchos de los detalles arquitectónicos de la fílmica tierra de los muertos se inspiran, precisamente, en los edificios coloniales de Guanajuato, con sus balcones y su cuidado diseño. Y es que Guanajuato se ubica en la ladera de una montaña, el Cerro del Cubilete, elemento clave en tan peculiar construcción arquitectónica.

También mítica es la siguiente población a la que nos llevará este recorrido por el México colonial: San Luis Potosí. Esta ciudad, también Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, fue una de las más ricas de todo el continente en los siglos XVII y XVIII gracias a sus minas de oro y plata, y forma parte de la antigua ruta comercial Camino Real de Tierra Adentro. Recorriéndola veremos la brillante combinación de su pasado minero con el encanto del México colonial, especialmente en su centro histórico, decorado en cantera rosa.

Zacatecas, una de las ciudades en las que podremos apreciar el México colonial.

La siguiente parada de nuestra ruta por el México colonial será la ciudad de Zacatecas, desde donde emprenderemos viaje a Guadalajara, previa parada en la relajante y mágica población de Aguascalientes.

Otros puntos turísticos de interés en México

Y, tras visitar todas estas ciudades con las que viajar de nuevo temporalmente al México colonial, terminaremos nuestro viaje visitando otro par de lugares turísticos de excepción. El primero de ellos, el Valle del Tequila, un extenso paisaje de agave azul en el que, además de contemplar bellos paisajes, tendremos ocasión de hacer una cata de este típico producto mexicano en la famosa Destilería La Rojeña.

Valle del Tequila.

Y, como colofón de tan fantástico viaje por México, llegaremos a Puerto Vallarta, famoso centro vacacional del Pacífico. Allí dispondremos de un día libre en el que podremos relajarnos en la playa o realizar alguna excursión opcional, como las de las Islas Marietas o la Bahía de Banderas.

Un viaje de casi dos semanas para descubrir las maravillas del México colonial, sumergirnos en sus tradiciones, vivir su ambiente y hacerle un huequito a tan fantástico país en nuestro corazón.

¿Quieres saber más? Entra aquí y descubre el plan de viaje al detalle: http://ow.ly/6v2q30pz0AG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *